Iglesia Católica pide que reforma fiscal contribuya a una más justa distribución de las riquezas

La Iglesia Católica abogó para que la reforma fiscal no maltrate a los más necesitados y no favorezca a los privilegiados, sino que contribuya a una distribución más equitativa de la riqueza.

«Confiamos y oramos para que la necesaria reforma fiscal que ya se ha anunciado contribuya no a favorecer a los que más tienen ni a los grupos de influencia y poder, sino a los más pobres. Esperamos que contribuya a una más justa distribución de las riquezas, integrando una mejora sustancial en los salarios y el sistema de seguridad social y de salud», dijo monseñor José Amable Durán Tineo. 

Durán Tineo envió el mensaje en la homilía de la solemnidad de Corpus Christi, celebrada por la Arquidiócesis de Santo Domingo, y presidida por el arzobispo metropolitano monseñor Francisco Ozoria Acosta.

Durante la homilía, Durán Tineo, obispo auxiliar de la Arquidiócesis de Santo Domingo y vicario episcopal de la vicaría Santo Domingo Norte, instó a la comunidad católica a reflexionar sobre el papel de la iglesia en la sociedad actual.

También abordó temas como los pasados comicio. Dijo que el porcentaje de abstención en las últimas elecciones evidencia que la política está en descrédito. El porcentaje de quienes se abstuvieron fue de 45.68 el pasado 19 de mayo. 

«Las razones las conocemos: histórica corrupción administrativa, compra de votos, faltan altos ideales, transfuguismo, ambición de poder, ineficiencia de algunos políticos, ideología de turno», expresó. 

El obispo no dejó de lado la importancia de la asistencia social, pero abogó por un enfoque que trascienda el asistencialismo. 

«No aspiramos a continuar fomentando un Estado de asistencia asistencialista… Abogamos por una patria donde haya justicia social, porque solo ella garantiza la paz y el bienestar para todos», manifestó frente a miles de católicos que acudieron a la celebración.

En un llamado a la unidad y la fraternidad, monseñor Durán Tineo concluyó exhortando a la comunidad a trabajar por una nación donde reine la igualdad y la libertad, basada en el reconocimiento de nuestra común humanidad. 

«Queremos una nación donde haya igualdad y libertad, pero no desde el individualismo, sino desde la fraternidad», subrayó.

Corpus Christi es la fiesta del Cuerpo y la Sangre de Cristo, de la presencia de Jesucristo en la Eucaristía.

Este día, los cristianos católicos recuerdan la institución de la Eucaristía que se llevó a cabo el Jueves Santo durante la Última Cena, al convertir Jesús el pan y el vino en su Cuerpo y en su Sangre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *