Hija de hombre acusado de violar a su madre relata cómo murió su padre y pide justicia

Estefany Carolina Paulino, la hija del hombre que fue acusado de intentar violar sexualmente a su madre, denunció que su padre fue maltratado en la cárcel y relató las circunstancias en las que murió. 

Darío Antonio González, de 53 años de edad, fue sorprendido el miércoles por su hermana cuando, presuntamente, intentaba abusar sexualmente de su madre. Inmediatamente, fue apresado y entregado a la policía.

El jueves las autoridades informaron sobre su muerte. El hombre recibió una golpiza y fue penetrado con un palo, lo que le provocó graves heridas internas que detonaron en un paro cardíaco cuando se encontraba hospitalizado, donde finalmente falleció, según sus familiares.

La mañana de este viernes un equipo de Listín Diario se trasladó hacia la provincia Espaillat, donde ocurrieron los hechos, y dialogó con Estefany Carolina Paulino, hija del fallecido, quien relató cómo ocurrió el suceso y exige justicia.

“No apoyo ni justifico lo que mi papá haya hecho o no haya hecho, pero si ya él está pisando una cárcel, ya él está pagando, no es que uno lo va a llevar a una cárcel para sacarlo muerto prácticamente, porque a mi papa lo sacamos prácticamente muerto”, contó la joven.

Paulino narró que su padre estaba “desbaratado, explotado por dentro, que ni los médicos lo querían mover de la camilla”, porque, según su testimonio, podría fallecer desde que intentaran movilizarlo. Agregó que el señor Darío tenía heridas de cortadas en su parte íntima. 

“A ese hombre le hicieron de todo”, dijo.

La hija del fenecido aclaró que su abuela, de 75 años, “se encuentra bien físicamente”, y especificó que tiene en su poder un papel firmado por un médico legista que aclara que la señora no fue abusada sexualmente.

“Tenemos un papel de médico legista donde dice que él no la violó”, decía en repetidas ocasiones la joven.

Carolina Paulino dejó claro que su padre habría tomado bebidas alcohólicas e incluso dijo que estaba “consumido en sustancias prohibidas”, pero afirma que no le hizo daño a la mujer que sería su abuela.

EL SUPUESTO HALLAZGO

Ynés González, hija de la señora de 75 años y hermana de Darío, fue quien encontró la escena que la hizo sospechar de que se trataba de un abuso sexual.

Cuenta que fue a su casa materna, donde se encontraba su hermano en estado de ebriedad, lo acostó y encendió el abanico y luego le preguntó a su mamá que quería para cenar y salió a prepararlo.

Al retornar a la casa, explica, todo estaba apagado y pensó que se había ido la luz, por lo que procedió a encender la linterna del celular para buscar el interruptor y se encuentra con su hermano encima de su madre.

“Yo me quedé sorprendida. Le digo dime, ¿qué tú haces? ¿Qué es esto? Y él me dijo ‘¿qué está pasando?’. Yo no encontré qué hacer y llamé al exesposo mío, y él se lo llevó esposado y lo entregó a la Policía”, cuenta Ynés.

La hija de la señora narró que al momento de hallar a su hermano encima de su mamá, este tenía la ropa interior hasta la mitad de su parte íntima, pero que al parecer no la llegó a penetrar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *