Patana choca varios vehículos, impacta Arco del Triunfo y Obispado de Barahona

El conductor del cabezote de una volqueta chocó varios vehículos impactó una parte del Arco del Triunfo de Barahona y se introdujo al Obispado de Barahona, en un hecho este jueves.

El presidente de la Asociación de Camioneros de Barahona (ACB), Alberto Pérez Ramírez, quien se presentó al lugar de la tragedia, identificó al conductor del vehículo pesado como Joeli Garó.

Pérez Ramírez dijo que, producto de los golpes que sufrió en el pecho y la cabeza, Garó fue conducido a la emergencia del Hospital Regional Docente Universitario Jaime Mota (HRDUJM), en donde recibe atención médica.

Además, el líder de los camioneros de Barahona, aseguró que al cabezote se le explotó la manguera de los frenos, por lo que el conductor se vio en la necesidad de maniobrar para evitar una situación de mayor envergadura.

Precisó que tuvo que chocar varios vehículos estacionados en la avenida Casandra Damirón, próximo al Arco del Triunfo (estructura a la que quitó un poco del muro que lo protege) y la Plazoleta Duarte e introducirse en la parte frontal del Obispado de Barahona, provocando daños a la malla ciclónica del edificio.

“La suerte que él no venía con la volqueta”, dijo el presidente de la ACB) al ser abordado por el LISTÍN DIARIO cuando se encontraba en el lugar del siniestro vial.

Al frente del accidente está ubicada la iglesia Resurrección y Vida, que dirige el pastor Fernando Fleming, y se observa un video que circula en grupos de WhatsApp en el momento en que ve el momento en que el chofer del cabezote pierde el control del vehículo.

Se escucha narrar a grupos de evangélico que no fue el chofer que hizo la maniobra y evitó muertes, sino que fue “Dios quien lo hizo”, en lo que interpretan como un “milagro divino” que este día no se produjera una lamentable tragedia que enlutara la llegada del nuevo año.

La Plazoleta Duarte, que el Ayuntamiento Municipal en colaboración con empresas locales, iluminó con luces de Navidad, casi siempre está repleta de niños, niñas, adolescentes y jóvenes acompañados de sus padres, pero hoy no había personas en el lugar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *