Leones clasifican al Round Robin luego de tres años fuera

Los Leones del Escogido vinieron de atrás para vencer como visitantes 3-1 a los Gigantes del Cibao en el estadio Quisqueya Juan Marichal y así asegurar su pase a la postemporada por primera vez desde la campaña 2019-20.

El primer partido de una doble cartelera fue un duelo de pitcheo, contando los melenudos con una salida de calidad de Cameron Gann, quien se presentó en cinco entradas en blanco, de un hit, dos boletos y un ponche, aunque salió sin decisión.

De su lado, los potros tuvieron cuatro episodios sólidos de su abridor, Bryan Bonnell, en los que no permitió anotaciones, solo un imparable y cuatro ponches.

El bullpen escarlata también estuvo a la altura con Enmanuel Ramírez (1.0), Brian Moran (2.0) y Jimmy Cordero (1.0) se combinaron para permitir solo una vuelta y darle la oportunidad a la ofensiva de ganar el juego.

Moran (2-1) ganó el juego al retirar a los seis bateadores que enfrentó en dos capítulos. Fernando Rodney (0-2) cargó con el revés al tolerar la carrera que dio la ventaja a los capitaleños.

Así anotaron

Los nordestanos anotaron su única rayita en el sexto acto contra Ramírez luego de un doble de Leury García al jardín derecho y un sencillo remolcador de Luis García a la misma zona.

Los rojos empataron en el octavo ante Rodney tras Junior Lake tocar por tercera, estafarse la intermedia, alcanzar la antesala con toque de sacrificio de Joseph Rosa y llegar al plato por un rodado de Franchy Cordero por segunda, en un corrido agresivo.

En el noveno ante Reymín Guduán, Franmil Reyes abrió con doble al central, siendo sustituido por Jonathan Guzmán, quién alcanzó la tercera por rodado de Héctor Rodríguez a la intermedia. Un toque de Erik González sumó la segunda de los visitantes, que marcaron una más en ese episodio.

Por los Leones, González bateó de 4-2 con una empujada y una anotada, y Reyes, de 4-1, con doble. Por los francomacorisanos, García se fue de 3-1 con doble, anotada y boleto.

El Escogido jugará esta noche un segundo partido contra los Gigantes, esta vez como dueños de casa, en el estadio Quisqueya.