El gasto mundial en tecnología de la información ascendió a US$4,7 billones en 2023

Gasto mundial en tecnología de la información (TI) se divide en dispositivos, incluidos PC, tabletas, teléfonos móviles, entre otros

Para dimensionar el peso que ostentan las nuevas tecnologías en la economía del mundo, un nuevo informo reveló cómo se ha venido comportando el gasto en este sector.

El gasto mundial en tecnología de la información (TI) en dispositivos, incluidos PC, tabletas, teléfonos móviles, impresoras, así como sistemas de centros de datos, software empresarial y servicios de comunicaciones, ascendió a US$4,7 billones en 2023. Para 2024, se espera que ese dato en TI aumente significativamente a la cifra de US$5,1 billones en todo el mundo, según reveló un informe de Bloomberg.

Por sectores, tanto los servicios de TI como los de comunicaciones reciben las mayores cantidades de inversiones, “ya que estos segmentos incluyen una gran variedad de servicios y herramientas diferentes que siguen siendo piedras angulares de diferentes funciones comerciales. Por ejemplo, diferentes servicios de comunicación unificada son vitales para conectar a los empleados virtualmente y, por lo tanto, mejorar la productividad empresarial”, dice el estudio. Y es que, en general, se espera que crezca el gasto en los diferentes segmentos de TI para, precisamente, acelerar esa transformación digital.

La transformación digital abarca la utilización de inteligencia artificial , la automatización de procesos y el traslado de datos a la nube, por ejemplo. “Estos procesos se ven potenciados por el gasto estratégico y el despliegue de diferentes tecnologías de la información”, detalla el informe.

En cuanto a América Latina, un estudio de DocuSign e IDC estimó que la inversión en tecnología empresarial alcanzará US$15.400 millones en 2026;

alrededor de 55% de las empresas estiman que sus ingresos provendrán de productos y servicios digitales.

Ese mismo informe subraya que las necesidades de TI (tanto tradicional, como en la nube) actuales están en la seguridad y la gestión de entornos híbridos (51 %), la modernización de la infraestructura (42 %) y el apoyo de proveedores de nube y servicios gestionados (38 %). Además, uno de cada tres líderes de TI reconoce la importancia de la inteligencia artificial, y 14 % prioriza su adopción. Todo esto tiene que ver con que, desde la pandemia, 47 % de las organizaciones en América Latina han reconocido la necesidad de adoptar una estrategia “Digital First”, con el objetivo de promover los canales digitales.