Jugaron en Lidom siendo estrellas en Grandes Ligas

Con su debut anoche con el Escogido, José Ramírez se inscribió al instante en el paquete de peloteros dominicanos en accionar en el béisbol invernal, en disfrute de un status premiun en Grandes Ligas en lo ofensivo y contractual.

Ramírez, quien figuró como tercero al “palo” en el line up de los Leones, era un novato que venía de batear apenas .219 con los entonces Indios de Cleveland, cuando había jugado por última vez en el país con los Toros en el 2015-16.

Justo, tras concluir el mismo y agotar solo 50 turnos con los romanenses comenzó su gran explosión en las Mayores con Cleveland en que bateó para un sólido .312 (565-176) con 46 dobletes, 11 jonrones y 76 empujadas.

Esa producción, más según lo que propiamente expresó, la distancia de viajar desde Baní hasta la Romana, lo hicieron desaparecer de los escenarios dominicanos, hasta su debut anoche con los escarlatas, tras una negociación ocurrida a finales de septiembre por el también grandesligas, Vladimir Guerrero Jr.

Quedar desde el 2017 al 22 en los primeros seis lugares en la batalla por el Más Valioso de la Americana, unido a sus cinco participaciones en Juegos de Estrellas, cuatro bates de plata, un contrato que le permitirá devengar 105 millones de dólares por las próximas cinco estaciones, hacen de José Ramírez un pelotero con marca especial en la pelota dominicana.

Desde que anoche accedió al Quisqueya Juan Marichal para agotar su primer turno, “Mr La Para”, quien este año con Clevelande bateó para .282 con 36 tubeyes, 24 jonrones y 80 remolcadas con una paga de 14 millones, se unió a un grupo de compatriotas que han accionado en el país en el pináculo de su carrera en la gran carpa.

Vladdy y Soriano

Un par de casos rápidos, de al menos las últimas camadas de estelares lo representan Vladimir Guerrero y Alfonso Soriano cuando ambos vistieron las camisetas de las Estrellas en el 2001-2002, torneo en que el club colocó una constelación de estelares en busca de conquistar una corona que para la época estaba en 34 años.

Guerrero venía de sus ya acostumbradas jornadas con 34 bambinazos y 107 producidas y average de .307 con los entonces Expos, cuando bateó de 29-9 con los Elefantes.

De su lado, Soriano trajo a su efímera participación en su carrera en el béisbol invernal, un average de .268 (574-134) con 18 vuelacercas y 41 empujadas.

Tejada lidera a todos

Hay trío de casos super sonados, el mayor de estos lo representa Miguel Tejada, quien siempre jugó pelota invernal, aún cuando venía de accionar en al menos 160 choques en las Mayores. Hecho que realizó siete veces “La Guagua”, supero esta cantidad de partidos y en 10 oportunidades superó los 600 turnos.

Aunque con una menor presencia del llamado Pelotero de la Patria, Robinson Canó registra 10 campañas vistiendo el uniforme de las Estrellas, al menos en Serie Regular. Bartolo Colón fue otro que lanzó con las Aguilas en un momento alto de su carrera.

Aunque en un momento de baja producción ofensiva, pero exhibiendo una paga super millonaria, Marcell Ozuna se enfundó en 2021 y 2022 el uniforme de los Gigantes.

Otros casos lo representan, Albert Pujols, quien ya al final de su carrera con marca Cooperstown vistió la camiseta del Escogido en el 2021-22 en el que tuvo registro de .246 (61-15).

De su lado, este año y hace unos pocos días, Nelson Cruz cumplió una cuota de participar en un juego en cada estadio. Cruz produjo en su carrera 464 vuelacercas y remolcó 1,325 carreras. Manny Ramírez accionó con las Aguilas en el 2012-13, jonroneó en su primer turno, produjo cuatro vuelacercas y bateó para .293.

Ramírez, quien recibió boleto y anotó carrera en su primer turno con los melenudos se inscribe en la lista de estos dominicanos con brillantes desempeños en Grandes Ligas y que han accionado en el país.